lunes, 16 de junio de 2008

Ayer no estuviste en tu día papi

Me levanté y lo primero que hice fue ir a tu cuarto y saludarte, no podía ser de otra forma, quisiste quedarte en casa para no estar lejos de nosotros, pero sabes que daría lo mismo estar o no estar porque igual no estás.

Te juro, y claro que lo sabes, que traté de comprarte esa tarjeta tan bonita que vi en Metro, pero si de solo ver tarjetas ya estaba llorando... que habría sido si la hubiera comprado y la hubiera dejado a tu lado. El mensaje era tan bonito y triste: ausencias... quien mierda pone un mensaje relativo a la ausencia en una tarjeta por el día del padre? Era como si alguien hubiera puesto la tarjeta adrede para que yo la vea y la lea. Detestable.

Ayer no hicimos panqueques en el desayuno por tu día, no compramos manjar blanco ni mermelada, no hicimos café... fue un desayuno típico de cualquier día, pero contigo en la conversación.

Ayer los ánimos estuvieron movidos y algo jodidos, debe ser normal. Ayer no fue mi intención saludar como siempre, no me di cuenta que no estaba diciendo Feliz Día a mis tíos... y hasta a mi abuelito. Después de escuchar que Jose dice feliz día recordé y tuve que saludar de nuevo, fue un olvido involuntario para el conciente, pero seguro voluntario en el inconciente. Cosas que pasan.

Ayer no estuviste papi... y ayer fue tu día. Ojalá que hayas pasado un lindo día por allá arriba.

4 comentarios:

El Frankie dijo...

Debió haber sido el primer día del padre que pasaste sin tu papi.

Soldadito Anónimo dijo...

A mal tiempo buena cara, y que mejor que una sonrisa para la melancolia.

papasycamotes dijo...

De hecho que la paso bien. Es más, fácil la paso junto al mío.

Imberbe_Muchacho dijo...

Pucha... un abrazo y que no solo el la pase bien sino tu tambien