domingo, 24 de agosto de 2008

[...]

Lo que pasa es que no todos funcionamos al mismo ritmo, a la misma velocidad. No todos somos las mismas máquinas de dormir, levantarse, trabajar, comer, cagar y volver a dormir. No todos vemos el cielo al caminar, no todos cantamos por la calle a todo pulmón con los audífonos puestos. No todos estamos contentos con el día a día, no todos hacemos con nuestra vida lo que planemos en un principio. No todos somos felices en pareja y no todos somos felices solos. No todos apreciamos el tener a la familia cerca, no todos apreciamos a la familia lo más lejos posible.

Somos los que somos. Todos somos seres humanos y gracias a dios que somos diferentes!

A menudo puede pasar que estando en medio de los ajetreos diarios la pregunta aparezca de la nada y por un momento nos joda la vida y luego el stress y movimiento del día nos regrese a la rutina y jamás pasó: "Qué demonios estoy haciendo?" Sí pues, qué diablos hacemos? A veces la pregunta ha venido a nosotros tantas veces, pero la vida "moderna" no nos da tiempo de reflexionarla y pasa como quien se tira un pedo.

Qué es lo que se hace para que esa pregunta aumente su frecuencia de aparición y parpadee en nuestra mente como marquesina de teatro? Yo les puedo explicar y, en realidad, la respuesta es muy simple: JODERLA TODA TODO EL TIEMPO. Si no entienden la respuesta, pues en realidad es lo que se imaginan que la respuesta quiere decir, así sea absurdo. Seguir el camino más largo, no afrontar las cosas, esconder lo que piensas, volverte un actor dentro de lo que penas. JODERLA TODA... qué creen que significa pues?

Mentir... Oh! Parte importante. El dejar pasar la preguntita esa es mentirse a uno mismo con que todo va bien, o que al menos nada está pasando los límites de lo aguantable. Mentir... con el tiempo es posible volverse un experto en esas artes y la verdad tengo algo que confesarles: No me llamo Milagros y no tengo 23 años, vivo más para San Borja Sur que para Angamos y tengo enamorado desde hace unos meses. Es verdad y no me van a creer porque ya les mentí tan bien durante tanto tiempo... Han visto mi DNI? En la reuna debieron pedírmelo para que vean que es cierto. Es más, hubiera dicho que no lo tenía para que no vean que les mentía. Pero todos somos tan confiados y en este mundo virtual todo es relativo como la Ley de la Relatividad de Einstein. Lo que yo digo negro en realidad es blanco, lo que digo verde es rojo y lo que digo 23 puede ser 19. Lo que digo amigos puede ser primos y lo que digo papá puede ser tío. Todo es relativo. Pero así es este mundo y uno confía. Oh lo que hace la mentira! Es todo un arte y yo ya me volví una artista. [Nota: Sí me llamo Milagros y sí tengo 23 años. Sólo aclaro.]

La preguntita esa vino a fregarme desde hace tiempo y es como que se ha instalado en mi cabeza de manera permanente. Me levanto en las mañanas para ir a trabajar y PUF! preguntita. Empiezo mis tareas en el salón y PUF! preguntita. Atiendo a los chicos, hago mis cosas, los despacho, hago mis cosas, sonrío... en todos lados la preguntita. El único momento del día en que no aparece es cuando voy a clases y cuando he estado en Pisco con el Techo, cuando he ido a las cosas del Techo y eso, cuando me pongo a diseñar cosas en una servilleta o cuando dibujo huevada y media o cuando estoy cámara en mano buscando algo para tomarle foto. O sea, la preguntita no aparece cuando soy yo misma la que ven y no una copia burda y mecanizada. Pero el mundo adulto actual es así, sin chamba no funciona el mundo, sin plata no te mueves y sin fondos no andas.

Negación. Otra parte del asunto. Negar a la preguntita es negarte a ti mismo. Negar que estás fuera de lugar es negar que vas mal. Negación... vaya cosa, eh?

Estoy... no sé. A punto de tirar la toalla y joderla toda (otra vez) y decir en el colegio que renuncio. Estoy a UN PASO de cometer esa estupidez. Y es estupidez! Porque quedarse sin chamba en estos días porque no te hallas es realmente estúpido, cuando hay gente que mataría por ganar lo poco que gano, por estar en mi lugar y tener ese trabajo. Pero me late que mi boca me va a ganar mañana temprano, que por más que me controle me va a ganar y va a vomitar la palabra RENUNCIO. El esfuerzo sobre humano que hago para controlarme y seguir como si nada todos los días, para seguir llendo a trabajar y poder ganar algo para ayudar, para que mi madre ya no se siente a mi lado casi llorando y me mire preocupada y me diga "Mimi! qué es lo que estás haciendo con tu vida?! Reacciona hija! Madura!". Es que de verdad quiero hacerlo! Quiero madurar de una vez. No me gustan que me repitan lo que ya sé, pero simplemente pienso en como estuvo mi papá trabajando en el Colegio y me siento casi igual. Yo me desmayé por el colapso, pero a él le dio el cáncer...

Una vez conversando con mi papá me dijo que ya no aguantaba el colegio, que iba a trabajar como si fuera un ente separado de su ser, como si no fuera a trabajar. Le dije que renuncie, que nosotros ya habíamos pasado por tiempos peores económicamente y que el que él esté sin trabajo no iba a ser mayor problema, que lo importante era que esté tranquilo. Me miró y me dijo gracias... Gracias! Por dios... Qué no me maltrate, eso me dijo, que no me maltrate como él lo hacía y le dije que no lo haría. Me pidió que cuando trabaje y estudie y tenga otras cosas que hacer prescinda del trabajo, que primero yo y después el trabajo... y miren lo que estoy haciendo ahora!! Me dirán que ahora, por más que mi papá me lo haya dicho él se pondría triste si me ve pasarla mal por no tener plata para estudiar, para hacer mis cosas, pero peor la paso trabajando y no pudiendo estudiar tranquila y sin hacer mis cosas! Me dirán que mi papá ya no está y siempre hay que velar por las seguridades económicas por sobre promesas hechas a una persona que ahora vela por mí desde arriba... joda.

No todos somos iguales. Felizmente. Yo no sé si pueda con estas cosas, estoy llegando a un punto en el que el tirarme de un edificio no es la solución, pero seguir aguantando todo y seguir guardando las cosas dentro mío no ayuda. Es un punto en el cual todo puede irse al carajo porque ya no da más, ya todo está tan dilatado! Y yo sigo sin hacer nada... cuando maduraré?


Saben qué, no doy más y TENGO QUE TRABAJAR... mañana tengo que llevar unos dibujos al colegio y aún me falta terminarlos...

6 comentarios:

Betoxico dijo...

ASuu.. q complicado...pero pusha si renuncias que podrías hacer?? Toma un pequeño fukin respiro y piensas las cosas antes de hacerlas no hagas estupideces.. los pro y los contra. y claro tu pa tiene razon primero estás tú! recuerda eso 100pre. Cualquier cosa avisa aqui estaremos para ayudarte.... cuiedese

Fiore dijo...

A ver
estas estresada, cansada y obviamente harta de muchas cosas, peo Mili Mili, ánimo, si no vives el día a día y por lo menos no sonries se te hace la carga mas pesada.
Vamos animo, todo se puede

bsos

Maria Vanessa dijo...

Y decirte que si puedes, estaria demas ahora?

A veces, solo se quisiera hacer lo que a uno le gusta, mejor dicho sentirse uno mismo, a veces no se puede y si, no somos iguales. No te dire que si podras, porque eso solo lo sabes tu, muy en el fondo...pero si yo, sin conocerte confio en ti, imaaaaginate :)

Vane dijo...

Ya psss!!! sonrie =)

Frankie dijo...

Yo puedo mentir muy bien =)

Todo es cuestión de la cara que pongas cuando lo hagas x)

Mentira!! jaja xD

chOc dijo...

Quieres renunciar porque no te sientes bien? muy bien, HAZLO! ....PERO primero asegurate en otra chamba. ¿?

Busca un nuevo trabajo cuando aún estes en el viejo trabajo, y al nuevo trabajo le pides que te pague el doble de lo que actualmente ganas, total, si te chotea aún te queda el viejo trabajo....BUSCA CHAMBA CUANDO AUN LA TENGAS PARA QUE NO TE QUEDES EN EL AIRE! bueno, ese siempre ha sido el consejo de mi viejo, y ps me parece lógico....aunque el nunca ha buscado trabajo, siempre lo han llamado. ¬¬" lucky him!