sábado, 17 de enero de 2009

aaaaay...

Honestamente no sabría decir qué me mueve más a ser como soy: la inevitable levedad e importancia del ser que proviene desde lo más profundo e intrincado de las reacciones de nuestras neuronas, para no entrar en discuciones de alma o no alma, o es que simplemente no tengo remedio y nací fallada y loca. Punto. No le veo más opción! Pareciera ser que nací fuera de fecha - atrasada, adelantada, qué más da! - y nada hace que encaje bien en este momento. Juro que hago lo mejor que puedo, pero a esta edad tan vejestoria (23) y sin aún una nube clara en mi porvenir, ya me estoy preocupando un poco más de lo usual. Sí, ando preocupada DE NUEVO.

Juego de la cucaracha o no aún encuentro excusas para no estar contenta conmigo misma. Malo. Algo huele raro... puede que el Punto de Acopio este muy cerca de mi casa también, en tal caso me voy a quejar con los de la Municipalidad. No me vengan con huevadas de que tengo super nariz y algo está podrido en Dinamarca. Ya ni me acuerdo en que libro leí eso tampoco. Tal vez, solo tal vez puede que esta vez el Chato tenga razón y su teoría loca pueda que sea cierta. Solo tal vez. Y es que aún insiste en que soy una especie de Lizzi en carne y hueso, ahora le suma que Bella no está muy lejos de como soy.

- Te tropiezas una vez al día sin falta - me dice por fono.
- Eso es por que me da vértigo cuando cierro los ojos desde que me caí de peque.
- Nunca dejas de tener aunque sea un moretón del que no tengas idea como te lo hiciste. "Ay! y este de donde salió?" - dice imitando mi voz de la peor manera posible.
- Pero es que no sé cuando me los hago!
- Entonces podrías tener Leucemia?
- No jodas...
- Jodete pues. Pasando a otro punto: No eres normal.
- Auch! Ok, hasta viniendo de ti eso DUELE.
- Ponte curita. No eres normal! Si no porque NO pareces de este siglo! Eres la única a la que ayudo a bajar de los carros y no porque sepa que te parece bonito si no porque tú inspiras eso y todo ese rollo de ser caballero y cuidarte.
- Ay... ojalá eso me lo dijeran todos los que alguna vez me interesaron.
- No lloriquees. No es fácil que alguien se te acerque chola. Otro punto, no es fácil hablar contigo.
- Será porque no les intereso?
- Cuando me equivoco sobre los que se acercan a tí?
- Te lo digo?
- MIMI!
- Ok, ok, no me grites. Ninguna...
- Te falta un Edward.
- Que en tal caso tú vendrías a ser mi Alice, you little freak...
- Como siempre digo lo bueno viene en envase pequeño.
- MUY pequeño
- Ya no jodas.
- Ok...

Cabello así trinchudo y puntiagudo como el solo, tan pequeño y escurridizo que nadie sabe porque es que puede ser tan jodido. Blanco como albino y aún así de unos ojos tan saltones y tan color miel que deseperan! Ese mi Chato. Nunca voy a olvidar como este tiene como un don para ver mi futuro, para saber que alguien está en una pequeña misión de "conquista" conmigo. No muchos eso sí, total, no soy del tipo de chica que se ve al lado de un modelo, pero mi Chato es mi Alice Cullen de carne y hueso y en masculino. Ahora un Alice Cullen con una Lizzi es algo... raro. O aparece primero un Mr. Darcy o un Edward Cullen o llega una Jasper de verdad. Él dice que la está esperando y cree que ya va a llegar. "Falta poco cholita, ya viene".

Ya viene... mientras tanto seguiré preocupada por mí misma, algún tornillo por ahí tengo que arreglarme y todo bien a partir de ahí. Espero.

Quiéranme como soy pues. Chiflada y todo.

Digo, no?

4 comentarios:

Betoxico dijo...

OK... nunca cambies chola!! asi se te quiere!!!!!!!!.. cuiedese

Frankie dijo...

Tú no cambies!!

Que cambien los otros si quieren x)

big eyes girl dijo...

hola Mili siempre te leo pero es la primera vez q escribo...
ni por un instante no dejes de ser TU!!!

un beso

Fiore dijo...

jaja
la personalidad es unica y tu lo eres

bsos de esposa primeriza