domingo, 30 de agosto de 2009

Vamos a compartirnos

Qué es una mirada sin la fuerza que transmite?

Qué es una sonrisa sin la alegría que irradia?

Qué es un abrazo sin la tranquilidad que transmite?

Qué es estar acompañado sin sentir la compañía?

Me preguntaba esto porque a veces siento que, por más que esté sola, estoy más que acompañada. A veces siento que las sonrisas no transmiten nada. A veces un buen abrazo es de lo más reconfortante.

Así que a ti que lees un abrazo, porque los abrazos no tienen hora ni son esperados, simplemente un abrazo llega y se recibe. No seas como yo, deja que te abracen. Nunca podemos saber con certeza cuando necesitamos uno.
Te dedico una sonrisa para que te alegre la noche o el día. Y, si eres inteligente, le dedicarás una sonrisa a alguien más que puede que la necesite o no, que puede que la dedique a alguien o se la quede. Las sonrisas son gratis y es lo que tenemos más a la mano, el mejor regalo.
Te pregunto "Cómo estás?", pero no mirando a cualquier lado, si no mirándote a los ojos con sinceridad, porque realmente quiero saber como estas, de corazón.
A ti te estoy regalando un poco de mi tiempo. Porque el mundo está lleno de cosas que van y vienen y que nos alegran por un momento, pero cuando alguien nos regala su tiempo, nos da algo de sí mismos y eso es realmente algo. Como dice la propaganda "No tiene precio".
Te doy todo lo que tengo y que realmente importa porque no puedo darte un carro, no puedo darte una casa o pagar tus estudios o deudas, no puedo pagar un spa o un viaje a Suecia. Lo que puedo hacer es dar, darte lo que tengo a la mano porque quiero y porque sí, porque así es esto de vivir. Quiero que estés tranquilo y feliz, así que te doy todo lo que tengo y mi tiempo.
No preguntes porque.
En darnos a nosotros mismo está lo bello de vivir y si estoy feliz quiero compartirlo contigo. Y aún si estoy mal compartiré contigo lo que tenga de felicidad, escondida, pero felicidad.

Ahora, si me permites, luego de compartir un abrazo y las sonrisas tengo que ir a seguir compartiéndolas con mi familia, mañana con los que me choque y así seguiré compartiendo todos los días. A pesar de que me sienta mal, no voy a compartir mi desgana. A pesar que esté renegando, no voy a compartir mi bilis. Nunca se reparte lo peor, siempre lo mejor que se pueda.

Lo mejor de mí soy yo y te lo doy para que te sientas feliz.

Vamos a compartirnos.

3 comentarios:

Fiore dijo...

Siempre dar lo mejor de uno oh sí siempre siempre siempre

bsos de esposa primeriza y Recién casada

---*--- dijo...

venga!!....que voy a ir regalando sonrrisas!!! =D
kieres una =)

Lara Holmes dijo...

Te mando un abrazo y una sonrisotaaaaaaaaaaaaa xD